29 dic. 2013



Sentir y padecer (para volver a ser humana, claro).


De a ratos me convierto en un ciclón de emociones, preguntas y curiosidades; 
pero el universo me pasa por arriba y también me absorve, se me insinúa. 
Logro descubrirme en dibujos turbios y textos momentáneos, libros o fotos. 
La intriga y el constante sentimiento de remar cuesta arriba. 
Sí, a veces hay que sumergirse en la oscuridad y lo desconocido 
para poder dilatar las pupilas y ver estrellas que pocos conocen. 
Y me siento parte, una estrella, fugaz y efímera.