27 nov. 2018

En el espejo siempre veo a Lucifer


"Te encontré en las puertas de mi reino
muchos ángeles habían caído
ninguno como vos

me miraste
como si no fuera la dueña del infierno
sin miedo ni prejuicios
directo a los ojos
con tu mirada afilada

te abriste camino
en mi mundo
y en mi oscuridad

vagaste sin cesar
hasta que nuestras sombras chocaron
prendiendo fuego nuestras almas
iluminando
lo que nadie quería ver

no nos asustó
creo que hasta nos gustó
y nos acercamos demasiado
a las llamas
en busca de calidez
y de nuestros cuerpos
repletos de sed

qué placer sentir tu piel
erizándose ante la mía

qué dolor
sentir tu aroma
alejándose con el viento
que se lleva puesto
nuestro mejor invento

siento el frío
acercando las penas
mientras te llevan con la marea

ahora entiendo
que te mandaron del paraíso
para ilusionarme
torturarme
y dejarme

quién hubiese dicho
que era tan fácil
engañar al diablo
que encantada por tus armas
se dejo vencer

quién hubiese dicho
que extasiado con mi aroma
te ibas a dejar caer
en las garras de lucifer

ahora camino en el inframundo
siguiendo las huellas que dejaste
yendo a ninguna parte
recolectando tus señales
mientras miro el fuego apagarse

y en las llamas te veo
mirándome

y en el cielo me ves
mirándote

nos vemos
mirándonos

llenos de pasión
con cuidado
de que no nos vea dios

aferrándonos
a la esperanza
de que te echen por infiel
mientras te espero en las tinieblas
con miedo de tenerte
y volverte a perder"

--- por Lucifer


Cómo podría yo (una simple mortal)
identificar la diferencia
entre tu deseo y mi proyección
y viceversa

aunque a solas me crea eterna
el vórtice de lo efímero te roza
tan delicadamente que sufro
de envidia contra mí misma por tener
el poder de dejarte ser
y de no tenerlo

podría decir que en algún lado ahora estás conmigo
aunque más que intuición o multiverso
suene a conformismo
yo te quiero acá
y si no, entonces

no quiero nada de esto

--- Hex
la sombra del rocío

13 nov. 2018

RVTM

nunca me gustó mi nombre
ni el primero
ni el segundo
ni el último

nunca me gustó mi nombre
fue difícil
descubrir
reconocerme
en el Rocío
me dolía no ser binarix
hoy, me enorgullece

nunca me gustó mi nombre
siempre quise el Azul
idea de mi padre
que no fue
por culpa del vasto espectro óptico
y las crueldades análogas

nunca me gustó mi nombre
y aún así ahí me reconozco
en el agua
la condensación
el infinito viviente y heterogéneo
que existe sólo de noche
y se esfuma al despertar

nunca me gustó mi nombre
pero aprendí a querer el frío amable, pulverizado
la dulzura de lo pequeño
y el poder del conjunto

nunca me gustó mi nombre
y me mandaron la foto
de un graffiti ajeno en la pared
"las esperanzas se riegan con Rocío"
decía

nunca me gustó mi nombre
porque mi nombre es sustantivo
y propio y abstracto y dual
es agua y aire
es vida y muerte
finito y eterno

nunca me gustó mi nombre 
pero nombrándome me encuentro
con el fenómeno del Rocío que es natural y físico
en debate con la Victoria post guerra de la que aún no me puedo despegar
con la Tenacidad y las herramientas de unx trabajadorx de campo
siendo Marín-erx de mi propio destino

2 nov. 2018

¿cuántos retornos
debe unx comer
para al menos sentirse
la cabeza del uróboros?
me tenés harta
vos y el color rosa
andás por la vida
re-cogiendo patrones y lamiendo piedras
impunemente,
como el rosa

en la búsqueda evasiva de los problemas del rabillo
alienadamente enternecida
tibia y despreocupada
amable por educación
revolcándote en la paja mental
en la cama
color rosa

me dolés
porque te odio
y te odio
porque nos dolés

azul
del espejo